La bolsa de papel y la moda

La bolsa de papel y la moda

La bolsa de papel y la moda

¿Quién no recuerda la estampa de Julia Roberts saliendo de las boutiques de Los Ángeles con varias bolsas de papel en sus manos en Pretty Woman? ¿Quién no tiene en mente alguna escena de Sexo en Nueva York en la que alguna de sus protagonistas no acababa de ir de compras y portaba una gran bolsa de papel?

La bolsa de papel y la moda

 

Y es que, a pesar de los tiempos y de la irrupción del plástico, la bolsa de papel ha sido una constante en las tiendas de moda. Cualquier boutique que se precie ha empleado, desde siempre, bolsas de papel para facilitar la comprar de sus clientas. Y es que nunca se ha perdido de vista que este elemento ofrece un valor añadido a la transacción económica, ya que aporta elegancia y distinción a quienes la portan.

Esta preferencia del papel en los comercios dedicados a la moda es una constante que hoy día, cuando está cerca el final de las bolsas de plástico, se ha retomado, especialmente desde este sector. Así, son ya muchas las firmas que han apostado por el desarrollo de varios formatos de bolsas de papel con las que poder envolver o proteger las prendas adquiridas por su clientela.

 

Estas afirmaciones se extienden también a las tiendas de complementos, a las perfumerías, a las joyerías y a las zapaterías, donde también es frecuente el empleo de la bolsa de papel en lugar de la bolsa de plástico.

 

Bolsas de papel en tiendas de moda

Por lo general, las bolsas de papel que se emplean en las tiendas de moda son bolsas de gran calidad, con asa de cordón, y muy resistente, que cuentan con el logotipo de la marca y que reproduce sus colores corporativos. De manera que, a simple vista, seremos capaces de saber que la persona que la porta ha hecho una compra en una tienda de esa marca.

Como las marcas más prestigiosas saben que sus bolsas son parte de su estrategia publicitaria, hacen bolsas duraderas, que podamos reutilizar para transportar objetos que incluso no guarden ninguna relación con ellos. Consiguiendo así llegar a públicos y espacios que potencialmente no se contemplan como público potencial.

Con el empleo de bolsas de papel, las tiendas de moda se suben al tren de la ecología, de la reutilización y de lo sostenible. Y es que no hay que pasar por alto que la mayor parte de este tipo de bolsas se realizar a partir de materiales de bosques sostenibles, donde se plantan y talan árboles de crecimiento rápido que se van reponiendo a medida que son necesarios. De manera que las bolsas que se obtienen son sostenibles y biodegradables al cien por cien. Aunque esto último hay que ponerlo entrecomillado, pues no todas las marcas emplean tintas al agua en sus serigrafías. Y este aspecto puede perjudicar al entorno.

 

Bolsas de papel confeccionadas en piel

Las bolsas de papel están tan de moda que ha habido marcas que han imitado su aspecto y tamaño hasta el punto de que han lanzado al mercado bolsos de mano con esta forma. Se trata de bolsos confeccionados en una piel suave y fina que se cierra sobre sí misma doblándose su parte superior o plegándose en espiral.

Y no sólo eso, hay quien ha lanzado al mercado reproducciones en piel de sus bolsas de papel, pero en un tamaño mucho mayor. Es el caso de Balenciaga, que ya hace unos años lanzó al mercado una bolsa que imitaba las bolsas de compra que se utilizan en Tailandia. O una acción que almacenes como Harrods en Londres, que lleva años haciendo bolsos con su logotipo e imitando las bolsas de papel que ofrece tras realizar compras en su interior. Un gesto que han imitado cadenas como Zara o Mango que también contaron con bolsos similares.

 

La bolsa de papel y la moda

www.balenciaga.com

 

Shares

Los comentarios están cerrados.