la factura de marketing

Convertir una factura en una herramienta de marketing

La factura de un determinado negocio o compañía es uno de los elementos que reflejan de alguna manera la imagen que queremos dar de nuestra empresa a los consumidores y usuarios. No es lo mismo que presentemos un simple papel de mala calidad que nos dediquemos a diseñar una factura utilizando una buena materia prima y colocando allí información importante de nuestra compañía, pero de una manera atractiva, sencilla y visual.

La factura, además de contener un buen diseño, debe ser clara y tener a simple vista toda la información contable que el cliente pudiera necesitar una vez recibida la misma. Hoy en día, en virtud de los avances en las técnicas de marketing y en la incorporación de nuevos sistemas de publicidad, las facturas pueden transformarse en grandes aliadas cuando de promocionar nuestra empresa se trata.

Las facturas a modo de publicidad

Como bien hemos dicho anteriormente, ofrecer a los clientes una buena factura puede sin duda alguna ayudar a marcar la diferencia: si bien a simple vista nos puede llegar a parecer algo insignificante, la realidad es que la factura puede reflejar la imagen de nuestra empresa, y eso hace que se vuelva aún más importante y que no debamos desaprovecharla como herramienta de marketing.

Comencemos por revisar algunos de los elementos imprescindibles en cualquier factura para ser un documento válido:

• Fecha
• Numero de la factura
• Emisores de la misma
• Datos de quien la recibe
• Indicar que se trata de una factura
• Descripción del objeto o servicio adquirido
• Impuestos
• Valor neto pagado
Ahora bien, ¿cómo transformamos nuestra factura en una herramienta de marketing de manera eficiente y sencilla? Veamos algunos puntos clave:

Diseño

Sí, todo primero entra por los ojos y como muchos de ustedes sabrán, una imagen vale más que mil palabras. Para que una factura sirva como publicidad, se debe escoger un diseño que sea limpio, armonioso pero atractivo y que contenga llamados a la acción sutiles e información importante sobre la compañía. Escoge una plantilla que sea representativa y que vaya bien con el espíritu de tu empresa.

No olvides el logo

El logotipo de tu compañía deberá estar bien visible, querrás que automáticamente al observar la factura los clientes se vayan directo al logo, aunque sin exagerar. Se trata de uno de los elementos más importantes cuando de promocionar tu imagen de marca se trata.

Organización

La organización y la ubicación de los datos son básicas para que una factura resulte atractiva a la vista. Coloca todo lo necesario y no te olvides de ningún punto obligatorio mencionado anteriormente. A la hora de detallar el producto adquirido, trata de que sea lo más descriptivo posible.

Virtualidad

Únete a la era digital e incorpora datos sobre las redes sociales, sitio web y formas de contacto online de tu compañía. Definitivamente será un valor agregado que agradecerán los clientes y que atraerá un mayor público y trafico a tus sitios. Y más aún hoy en día ya que la mayoría de facturas se envían por correo electrónico, con lo que con un simple enlace que puedan clicar puedes llevar tráfico a tu web de manera sencilla.

Shares

Los comentarios están cerrados.