el nuevo eidficio de frank gehry

La bolsa de papel de Frank Gehry

Frank Gehry y su nuevo edificio con forma de bolsa de papel arrugada

El popular arquitecto Frank Gehry ha vuelto a la boca de la tormenta y a provocar un gran debate y controversia en base al diseño de uno de los últimos edificios que ha hecho. En este caso se trata de la Universidad de Tecnología de Sidney, en Australia. ¿Por qué es que todos hablan tanto de esta estructura? La misma se parece a una bolsa de papel gigante. Veamos a continuación un poco más sobre este sitio tan peculiar.

Todo sobre la bolsa de papel gigante de Frank Gehry

El afamado arquitecto Frank Gehry, quién ganó el premio de príncipe de Asturias en el año 2014, estrenó en la capital australiana su nuevo edificio generando así una gran polémica en virtud de la estética y la forma del mismo: se trata de una construcción ondulante que, según el mismo inventor, ha sido inspirada en una “casa del árbol”, aunque lo cierto es que a simple vista se parece a una gran bolsa de papel arrugada.
El edificio diseñado por Frank Gehry costó aproximadamente unos 140 millones de dólares y fue nombrado en honor al dr Chau Chak Wing, haciéndole honor a este personaje filántropo de origen asiático-australiano que tanta herencia cultural dejó a su región. A partir de ahora, esta construcción será la sede oficial de la nueva “Escuela de Negocios de la Universidad Tecnológica de Sidney”.
Este nuevo edificio, además de ser el primer diseño que Gehry establece en el país australiano, cuenta con una fachada de tipo ondulante que además se encuentra cubierta de rectángulos de vidrio. En cuanto al interior de la nueva sede de la UTS, se ha establecido una estructura dinámica bajo el concepto de que todo pueda ser modificado y manipulado con el tiempo, evitando así en caer en un diseño interior permanente que limite el poder de acción de quienes manejan la universidad.
Una gran cantidad de las habitaciones del edificio, que funcionarán como aulas y salones de clase, cuentan con una forma de tipo ovalada. Esto generará una modificación en el vínculo que se forme entre el alumnado y el profesor ya que el mismo deberá colocarse en el centro del espacio para que todos los presentes puedan oír lo que dice y atender a su clase.
En cuanto a las paredes, Gehry ha optado por una variedad de texturas, existiendo algunas lisas y otras realizadas en base a madera con ángulos sobresalientes. Gracias a los enormes ventanales del edificio, esta construcción en forma de bolsa de papel tiene una iluminación natural realmente espectacular y la luz que se incorpora a los espacios es más que satisfactoria.
Además de salones de clase, este innovador edificio también cuenta con otro tipo de ambientes como sectores de descanso, puntos de encuentro para la generación de debates entre el alumnado, escaleras variadas, baños, entre otros. Como se imaginarán, la enorme controversia que se ha producido en torno a este nuevo edificio de Gehry solo sirve para darle más popularidad y no podemos esperar a verlo en persona en todo su esplendor.

Shares

Los comentarios están cerrados.