mosacos papel

Manualidades con papel: los mosaicos para niños

¿A qué niño no le gustan las manualidades? Lo cierto es que este tipo de actividades son ideales para incentivar su creatividad y motivarlos a crear, además de resultar extremadamente divertidas. Se pueden hacer manualidades con un sinfín de elementos y materiales, por lo que realmente se trata de un entretenimiento sencillo de lograr, económico y que hasta nos puede permitir reciclar cosas que tenemos en casa.

En el artículo de hoy vamos a estar compartiendo con ustedes una de las manualidades preferidas de los niños para que puedan hacerlo juntos en casa utilizando un material que suele encontrarse en abundancia prácticamente en cualquier hogar: mosaicos de papel.
¡A tomar nota!

Mosaicos con papel, ideas para niños

¿Estás buscando una manera creativa de divertirte con tus hijos? Definitivamente te animamos a sentarte una tarde con ellos a hacer manualidades, se trata de una actividad que no tiene desperdicio. Como les mencionamos en el párrafo anterior, en esta oportunidad les traemos algo súper divertido y que suele encantar a la mayoría de los pequeños: mosaicos hechos con papel.

Los materiales que vamos a usar para esta manualidad son:
• Papeles de colores
• Lápices de colores
• Lápiz negro
• Pegamento
• Tijeras
• Una hoja de papel blanco

Lo primero que vamos a hacer es tomar nuestra base, que en este caso es una hoja de papel blanco, e invitaremos a los pequeños a realizar el dibujo que les plazca sobre esta superficie. Para poder hacer el mosaico con éxito, es importante que sea un dibujo grande y más bien con líneas sencillas para luego poder rellenarlo y que quede perfecto.
Una vez que tengamos el dibujo ya hecho sobre nuestra hoja blanca, lo que haremos será seleccionar los papeles de colores que queramos que vayan en cada parte del dibujo.

Lo siguiente será que piquemos estos papeles de colores, pudiendo hacerlo con tijeras o bien con la mano, esta última opción la pueden hacer los niños solitos y es muy divertido. Picaremos los papeles de colores por separado para que no se mezclen y los dejaremos aparte.

Una vez que tengamos todos los papeles de colores picados, vamos a ir aplicando pegamento con un pincel sobre la hoja base y vamos a ir pegando encima los papeles de colores que ya teníamos cortaditos de antes. Una vez que tengamos cada rincón de la base cubierto de papeles de colores, debemos dejar que seque el pegamento por lo que tendremos que procurar dejar la hoja en su sitio al menos una hora.

Si quisiéramos variar un poco y extender la actividad, podemos combinar el uso de papeles de colores para hacer los mosaicos en el dibujo con crayones, fibras y lápices de colores. Obtendremos un resultado muy original y habremos pasado un increíble momento con nuestros hijos, y un bellísimo dibujo para colgar en la pared como consecuencia.

Shares

Los comentarios están cerrados.