Entradas

¿Cómo reciclar las bolsas de papel?

Una de las múltiples ventajas que presentan las bolsas de papel es que se pueden reciclar con relativa facilidad. Y es que el material del que están realizadas estas bolsas se descompone fácilmente y permite la elaboración de nuevas bolsas.

En Bolsas de papel somos conscientes de este hecho y de lo importante que es; de ahí que hayamos redactado este artículo para compartir con vosotros la manera adecuada en la que se deben reciclar las bolsas de papel que tengas por casa. Presta atención y aplica desde hoy los pasos que te marcamos y contribuirás a la mejora de tu entorno.

bolsas de papel kraft

¿Cómo reciclar las bolsas de papel?

Las bolsas de papel son muy útiles para transportar cosas de un lugar a otro. Da igual que las adquiramos como parte de nuestra compra en un comercio cualquiera o nos la entreguen en una celebración junto a un regalo. En todos los casos las bolsas de papel son productos que podemos utilizar cientos de veces e incluso darle una nueva vida empleando alguna de sus partes.

En bolsas de papel ya hemos compartido alguna vez ideas de reutilización relacionadas con efemérides o celebraciones dirigidas a grupos concretos de población; pues bien, ahora queremos abordar el reciclaje de este tipo de productos. Para que al final del ciclo sea el inicio de otro nuevo empleo de la bolsa.

Recuerda que, tanto en los casos de las bolsas de papel que ya no tienen posibilidad de alargar su vida, como los fragmentos que quedan tras reutilizarlas, las bolsas de papel deben depositarse en el contenedor azul. Este espacio es específico para papeles y cartones, y con los fragmentos que se depositan en su interior se genera nueva pasta de celulosa que servirá para generar nuevo papel. Y todo ello sin necesidad de talar árboles, lo que asegura nuestros bosques y posibilita la renovación de nuestro entorno.

Eso sí, recuerda que antes de depositarlas en este contenedor, hay que retirar las partes metálicas (si es que la bolsa los contiene) que acompañan algunas asas de cordones. Igual ocurre con fragmentos de otros materiales como telas, plásticos, goma eva, etc. que pueden llevar sobre alguna de sus caras. Esto no es papel, por lo que deben depositarse en otros espacios para promover su reciclaje siempre que sea posible.

En caso de que las bolsas que vamos a tirar estén manchadas de aceite o de cualquier otra sustancia, la realidad es bien distinta. Y es que en este supuesto hay que depositar la bolsa en el contenedor verde, en el que se depositan todos los productos orgánicos. Y es que al presentar esta anomalía ya no se puede integrar en el ciclo de reciclaje. Es la misma razón por la que en el contenedor azul no se deben tirar pañuelos de papel, papeles de cocina, servilletas, etc.

Todos ellos están impregnados (al menos a priori) de sustancias que mancharían o dificultarían la extracción de la celulosa del papel. Si las bolsas tienen ventanas de plástico, debemos separar ambas partes y colocar cada una de ellas en el contenedor adecuado. Es lo que ocurre, por ejemplo, con las bolsas de pan o aquellas que solemos emplear para botellas de aceite o vino.

Si a pesar de que la bolsa ya tiene varios usos, deseas seguir alargando su vida útil; puedes emplearlas para facilitar la maduración de fruta o verdura que hayas adquirido verde o que aún no estén lo suficientemente maduras. Basta con meter las piezas que queremos madurar en el interior de la bolsa y meterla en la nevera. En pocos días nuestra fruta estará lista para ingerir.

Recuerda que para poder conseguir este proceso de maduración la bolsa debe ser completamente de papel y debes cerrarla bien con ayuda de una pinza o una herramienta similar. De esta manera no facilitarás el intercambio de aire desde el interior hacia el exterior y viceversa, pudiendo facilitar la maduración.

Así pues, si quieres alargar la vida de tus bolsas de papel, no lo dudes y ponte manos a la obra. El planeta te lo agradecerá.

origen-bolsas-papel

¿De dónde surgen las bolsas de papel?

Las bolsas de papel son objetos que forman parte de nuestra vida cotidiana. Mucho más desde que se prohibió el uso generalizado e indiscriminado de las bolsas de plástico. Un material que tanto daño ha hecho a nuestros bosques y mares al no poder reciclarse de manera adecuada. Sin embargo, las bolsas de papel son unas antiguas conocidas. Basta con que le preguntemos a los mayores que nos rodean para que nos hablen de que lo empleaban para recoger sus compras o de cómo las reutilizaban luego para otros cometidos.

En Bolsas de Papel sabemos que muchas personas no conocen la historia de las bolsas realizadas con este material, de ahí que hayamos redactado este artículo con el que queremos aportaros datos sobre el origen de las bolsas de este tipo. Y es que, ¿quién no se ha preguntado alguna vez de dónde surgen las bolsas de papel?

origen-bolsas-papel

Historia de las bolsas de papel

El papel ha estado presente entre nosotros desde hace miles de años. Su uso estaba centrado principalmente en la realización de libros o de documentos, pero con el tiempo se fue extendiendo a otros ámbitos de nuestra vida cotidiana. Entre ellos el de las bolsas para transportar cosas que adquiríamos en las tiendas.

Según cuentan los estudiosos, su inventor fue el estadounidense Francis Wolle, quien en la década de 1850 inventó la primera versión de bolsa.

Una idea que pronto llamó la atención de otras mentes creativas que decidieron mejorar este nuevo invento. Este fue el caso, por ejemplo, de Margaret E. Knight (considerada la Edison femenina por la gran cantidad de inventos que patentó). Esta mujer mejoró el diseño de estas primitivas bolsas de papel dotándolas de un fondo plano que permitía que se mantuvieran en pie, al tiempo que facilitaba que fueran plegables y apilables. El MOMA de Nueva York conserva aún una de estas primeras bolsas de papel como ejemplo de buen diseño.

Esta mujer inventora (que tuvo que demostrar su valía frente a otros hombres que querían apropiarse su invento) fundó en 1870 su propia compañía bolsera, la Eastern Paper Bag Company, para comercializar este tipo de bolsa que tanto se popularizó.

Posteriormente, otro inventor, Charles Stilwell, mejoró aún más el diseño de estas bolsas de papel y patentó una máquina que fabrica bolsas de papel de fondo cuadrado que las doblaba completamente para su almacenaje. Una idea: la de la velocidad de fabricación de las bolsas en la que también trabajaron personajes como William Purvis o Walter H. Deubner que siguieron trabajando en este sentido.

origen-bolsas-papel

Todo ello ocurría en los primeros años del siglo XX, momento importante ya que a partir de entonces se pudieron fabricar en masa. Haciendo que, a partir de los años 30 del siglo XX, la mayoría de los comercios adoptaran su uso de manera natural.

Estas bolsas que pasan a un segundo plano con la llegada del plástico, vuelven a imponerse en la actualidad con mucha fuerza. Y es que son duraderas, reutilizables, ecológicas, bonitas, personalizables, una manera estupenda de extender por la ciudad nuestra marca (es decir, es un producto de marketing en muchos de los casos) frente a la conciencia del único uso que vino a instalarse en nuestras mentes con la llegaba del plástico.

En Bolsas de papel sabemos la historia que conlleva cada una de nuestras bolsas de papel, de ahí que ofrezcamos las mejores que hay en el mercado. Las más bonitas y las que permiten que realices el mayor número de transacciones posibles. Y todo ello respetando al medio ambiente. Así que, si necesitas bolsas para tu evento o negocio, no lo dudes escoge las de papel y ven a nuestra web para conocer nuestro amplio catálogo.

Cómo dar una segunda oportunidad a las bolsas de papel

Cuando compramos algo en una tienda y nos dan una bolsa de papel, nos sentimos bien porque sabemos que con este gesto disminuimos en consumo de plástico, tan nocivo para el medio ambiente. Sin embargo, si queremos seguir utilizando esta bolsa de papel que nos acaban de entregar y evitar el consumo masivo de celulosa, lo mejor es que tengamos en cuenta una serie de cuidados que debemos tener con este material.

Así, lo correcto es guardarla de la mejor manera posible y evitar que se rompa o deteriore. En este caso, lo mejor es doblarla correctamente y almacenarla en un espacio seco. Un cajón, por ejemplo. Con ello conseguirán que no aparezcan más arrugar o arañazos en su superficie y poder seguir utilizándolas durante muchos meses más.

Para ello, lo mejor es doblar la bolsa siguiendo las indicaciones que tiene. Es decir, haciendo que adquiera la forma que tenía cuando estaba almacenada. Justo antes de que nos la entregaran en la tienda. Esto es sencillo, pues basta que cierres la bolsa para que ella misma adquiera esa postura.

segunda-oportunidad-bolsasdepapel

Una vez que se haya doblado, lo mejor es guardarla en un espacio adecuado, donde se encuentre protegida de la luz y de la humedad. También de los roces en sus caras exteriores, que son los que les ofrecen un aspecto deteriorado mayor y pueden afectar a su resistencia.

Aunque va a variar mucho de la calidad de los materiales con los que se ha realizado la bolsa, si hacemos todo ello, conseguiremos que la bolsa de papel esté en perfectas condiciones para cuando necesitemos utilizarla de nuevo. Da igual que sea para hacer otras compras o para entregar un regalo.

Otra cosa que debemos hacer para alargar la vida útil de nuestra bolsa de papel, es respetar sus particularidades físicas. Es decir: su capacidad y su longitud. Si intentamos transportar en su interior objetos más pesados de lo que están capacitadas para transportar, posiblemente acabemos por deformarla o romperla. Igual ocurre con su longitud, posiblemente acabe por afectar a las asas y por consiguiente estaremos acortando su vida útil. En este caso, pues, lo mejor es respetar las características de cada bolsa y emplearla de la manera correcta en cada momento.

Qué hacer cuando la bolsa se ha deteriorado

En múltiples ocasiones tenemos bolsas de papel en casa que se han deteriorado pero nos da pena tirar a la basura. Bien porque su color es muy bonito, porque tiene un estampado original, porque nos gusta la leyenda que se le haya podido incorporar en alguna de sus caras exteriores, porque tienen un buen tamaño que se adapta a lo que solemos transportar, etc. Pues bien, no las tires. Todavía puedes sacarle el máximo provecho empleándolas para cubrir otra necesidad.

segundaoportunidad-bolsasdepapel

En este sentido, en Internet vas a poder encontrar numerosas posibilidades. Desde fabricar elementos decorativos hasta fabricar carteles con mensajes especiales. Nosotros nos decantamos por aquellas acciones que sacan el máximo partido a nuestras bolsas de papel. Y es que los productos que ponemos a tu alcance en Bolsasdepapel.com son de gran calidad y nos alegra saber que sirve de algo en relación con nuestro entorno y su cuidado.

Y es que en bolsasdepapel.com nos preocupa el medio ambiente, de ahí que siempre propongamos darle una segunda, tercera, cuarta vida a nuestras bolsas. De manera que puedas seguir disfrutando de sus prestaciones, materiales, colores, acabados, etc. Ahora es tu turno: deja volar tu imaginación y ofrece a las bolsas muchas posibilidades de uso; o bien ten mucho cuidado con cada una de ellas para que puedas seguir haciendo todo lo que necesites con ellas.

Comprar bolsas de papel en Alcaval

Las bolsas de papel se imponen en los negocios. De ahí que sea raro encontrar un comercio o una empresa que no emplee bolsas de papel para que sus clientes puedan transportar adecuadamente los productos que han adquirido. Sin embargo, no todas las bolsas de papel que encontramos en el mercado tienen la misma calidad. Y, claro, esto supone una depreciación de la imagen y del servicio que tanto trabajo nos cuesta.

Si no quieres correr riesgos, lo mejor es que compres tus bolsas de papel en espacios profesionales, que te aseguran productos de calidad y que te las suministran de manera rápida, cuidadosa y siempre al mejor precio. Es decir, lo mejor es que las adquieras en Alcaval. Y es que, a nadie escapa ya, que la bolsa de papel es una inversión y no un gasto. Una manera en la que puedes difundir tu imagen, tu mensaje, dar a conocer tu negocio entre personas a las que no accederías de otra manera. Por lo que una bolsa de poca calidad o mal realizada, no serviría de nada.

bolsas-de-papel-en-alcaval

Bolsas de papel en Alcaval

Las bolsas de papel que vendemos en Alcaval son productos de gran calidad, que se elaboran de manera sostenible (a partir de la celulosa que se extrae de los árboles que se plantan en bosques de crecimiento rápido para tal fin). Bolsas en las que no se emplean elementos perjudiciales para el medio ambiente (de ahí que sean completamente desechables) y que están a tu alcance en todo tipo de colores y tamaños.

En Alcaval, como profesionales del sector, contamos también con modelos de bolsas para todas las situaciones en las que te puedas encontrar. Desde bolsas de papel para botellas individuales que regales en eventos sociales; hasta bolsas de gran tamaño para boutiques, con acabados de lujo y en colores singulares.También puedes escoger el tipo de asa que tendrá la bolsa de papel de tu negocio. Desde asas planas hasta rizadas, pasando por cordones o incluso sin ningún tipo de asa (como las bolsas tipo sobre que suelen emplearse en las farmacias o en las panaderías). De manera que tus clientes podrán cogerla con la seguridad de que no se les va a romper o se va a caer lo que contiene.

Para que puedas sacarle el máximo provecho a tus bolsas, en Alcaval ponemos a tu alcance la posibilidad de que las personalices como desees. Da igual que quieras serigrafiar el logotipo de tu empresa, un menaje comercial, etc. Para ello empleamos tintas al agua que se diluyen con facilidad. De manera que, al final de su vida útil, podrán deshacerse sin contaminar el entorno en que se encuentren. Y es que en nuestra empresa trabajamos para conseguir que nuestras bolsas sean lo más sostenibles que se pueda.

bolsas-de-papel-en-alcaval

Para que puedas conocer nuestra amplia oferta, lo mejor es que visites nuestra página web donde podrás conocer todos los detalles de cada uno de nuestros modelos. Es decir: tamaño, colores, tipos de asas, precios, tiempo que tardamos en servirla a donde nos indiques, etc. Incluso con fotografías del producto en distintos tamaños y desde diferentes perspectivas. Con lo que te puedes hacer una idea fiel de cómo es el producto final.

Además, te indicamos los descuentos de los que te puedes beneficiar atendiendo a la cantidad que adquieras en cada uno de los pedidos. Lo que supone una importante ventaja para aquellos negocios previsores. Así pues, si quieres contar con las mejores bolsas del mercado, no lo dudes y hazte con algunos de los modelos de Bolsas de papel Alcaval. Estarás adquiriendo calidad al mejor precio.

Bolsas de papel para mi Tienda

Si quieres contar con bolsas de papel para que tus clientes puedan transportar sus adquisiciones en tu tienda; no lo dudes, están en el buen camino. Y es que cada vez son más los montositas y grandes almacenes que optar por eliminar el consumo de plástico en sus instalaciones. De ahí que la oferta que tenemos las empresas productoras sea cada vez más variada y atractiva. 

En Bolsas de papel somos especialistas en atender este tipo de peticiones, de ahí que sepamos cuáles son las dudas que te asaltan antes de dar este paso. Para poder ayudarte a encontrar las respuestas, en este artículo te guiamos sobre cómo escoger la mejor bolsa de papel para tu tienda. Lee atentamente y verás como es más sencillo de lo que pensabas.

 

Cómo escoger la mejor bolsa de papel para mi tienda

Antes de comenzar a ver catálogos de bolsas de papel lo primero que debes hacer es estudiar los productos que vendes. No es lo mismo regentar una farmacia que una frutería. Y es que en ambos casos las bolsas deben tener unas particularidades diferentes.

Influirá en la selección el tamaño de los objetos y su peso, pues eso redundará en el tipo de papel y sobre todo en el tipo de asa que lleve la bolsa. Cuanto más pesados sean los objetos más fuerte debe ser la bolsa, incluyendo en esto su asa.

En caso de que tengas objetos livianos y gruesos por igual, lo suyo es que tengas varios tipos de bolsas. De manera que puedas seleccionar la más adecuada en cada caso.

Así por ejemplo, para productos que pesan poco puedes seleccionar bolsas con el asa troquelada, que son muy originales y le dan una nota vanguardista y divertida a la bolsa. Se llevan de manera cómoda y son muy versátiles. 

Para aquellos productos que pesen un poco y necesiten otro tipo de contenedor, nada mejor que las bolsas de asas retorcidas. Son más duras y se llevan mejor en la mano.

Con respecto a los tamaños, lo habitual es que encuentres bolsas de diferentes dimensiones. Desde las más pequeñas, que son las que se emplean en farmacias o en panaderías. Es decir, bolsas de 15 x 25 centímetros, ideales para bisutería y complementos pequeños; hasta las más grandes de 54 centímetros de alto, por 45 centímetros de ancho y 14 centímetros de fuelle, con distintos tipos de asa.

bolsas de papel asa retorcida impresas la organicOtro punto que debes tener en cuenta antes de escoger la bolsa es el aspecto que quieres que ésta tenga. Lo mejor es que reproduzca tu imagen corporativa: logotipo, colores, tipografía, imágenes o dibujos. Todo lo que simbolice a tu tienda. 

Todo ello será lo que se imprima en la cara exterior de la bolsa, de manera este mismo elemento te sirva como reclamo publicitario de tu actividad económica. Y es que debes recordar en todo momento que las bolsas son una inversión que se rentabiliza con el uso continuado, por lo que cuanto más bonita y resistente sea la bolsa, muchísimo mejor. Y es que se usará en más ocasiones y llegará a más gente, público que ni siquiera habías contemplado inicialmente en tus campañas de difusión.

Una vez que hayas decidido todo esto, lo mejor es adquirir las bolsas personalizadas en una tienda especializada. Y es que aquí podrán orientarnos sobre las últimas técnicas y novedades del mercado. Elementos de los que podremos beneficiarnos sacando el máximo rendimiento a nuestra inversión.

Bolsas de papel con asa troquelada

Bolsas de papel con asa troquelada

Bolsas de papel con asa troquelada

Las bolsas de papel con asa troquelada son bolsas de una pieza en la que se ha perforado su parte superior para crear un espacio en forma de asa. Se trata de una bolsa muy cómoda, especialmente pensada para aquellos comercios en los que se adquieren productos de poco peso y volumen, como cafeterías, panaderías o librerías. Para evitar que se rompa con facilidad este asa está reforzada con un papel grueso en la cara interior de la bolsa, lo que permite que podamos manipularla con total tranquilidad.

Leer más

Bolsas de asa con cordón

Bolsas de asa con cordón

Bolsas de asa con cordón: la más elegante del mercado

Las bolsas de papel con un asa confeccionado en cordón son las más elegantes de las que podemos encontrar en el mercado. Se trata de unas bolsas de gran resistencia a la que se le ha agregado, en forma de agarradera, un par de tiras de cordón trenzado de grosor intermedio que soporta gran peso.

Aunque este tipo de bolsas puede variar de un fabricante a otro, por lo general se trata de bolsas confeccionadas en papel procedente de maderas de árboles de crecimiento rápido, que se crían en zonas para este fin. Árboles como el eucalipto o los pinos, que ofrecen una madera rica en celulosa y que ofrece excelentes resultados.

De esta manera, se trata de una bolsa cien por cien ecológica y biodegradable, ya que se descompone de manera natural cuando pasa el tiempo.

Leer más