ser un jefe lider

Las cualidades de un buen jefe

Cuando escuchamos la palabra “jefe”, lo primero que se nos viene a la cabeza a la mayoría de nosotros es el liderazgo: lo cierto es que estos dos términos no están necesariamente vinculados, ya que no todos los que denotan el puesto de jefe en una determinada compañía son verdaderos líderes.

¿Tienes una pyme en crecimiento? Como debe ser la figura del líder

Para llegar a ser esto último, hace falta contar con algunas cualidades o características especiales inherentes a la figura de líder.En el artículo de hoy, te contamos cuales son las cualidades que no pueden faltar cuando se habla de “buenos jefes” dentro de una empresa. Si tienes una pequeña compañía en expansión te servirá para saber como evolucionar y adaptarte a la figura de líder con tus empleados. Recuerda, encontrarse en un puesto de jerarquía no necesariamente quiere decir que seamos buenos jefes y sepamos manejar y liderar a un determinado equipo de personas, así que aprendamos y adaptémonos.

5 cualidades de los “buenos jefes”

Como bien dijimos anteriormente, ser jefe no implica de manera inherente que seamos líderes, ya que para lograr ser lo último hace falta tener ciertas características. Para un equipo humano dentro de una empresa funcione bien y pueda demostrar una buena productividad, beneficiándose a sí mismos y a la compañía, un jefe que denote capacidades de liderazgo naturales y positivas es algo realmente deseable.

  • Buena comunicación. Pocas cosas definen tanto a un buen jefe como su capacidad para comunicarse con su equipo de trabajo. Si nos ponemos en una postura de superioridad y observamos a los demás desde arriba, totalmente inaccesibles, probablemente la labor del grupo no fluya como debería y el ambiente laboral no sea tan cómodo como quisiéramos.
  • Transmitir objetivos. Como bien dijimos, la mayor aspiración de un jefe que busca ser eficiente debería ser transformarse en líder de su grupo de trabajo, y para eso no hay nada mejor que saber poner objetivos y metas a quienes nos acompañan en el ámbito laboral. Ser capaces de organizar, planificar y llevar adelante un plan de equipo junto con el resto del grupo es fundamental para ser un jefe eficiente y adecuado.
  • Valores de empresa. Un buen jefe no solo tiene que mostrarse como un ejemplo a seguir frente a sus subordinados dentro de la compañía, sino que es el encargado de funcionar a modo de estandarte de la empresa y de transmitir todos los valores, metas y motivaciones de la misma. Por lo general, se trata de una figura de mucha influencia hacia los demás trabajadores, y cuanto más capacidades de liderazgo sano posea, mejor será para todos.
  • Delegar y resolver. Quienes poseen buenas capacidades para liderar, deben saber cuándo y a quienes delegar determinadas tareas para descomprimir y que se trabaje eficientemente. Además, la resolución de conflictos también es otra cuestión importante dentro de las cualidades de un buen jefe, sobre todo cuando se trata de compañías donde los grupos humanos de trabajo son muy amplios.
  • Motivación. Por último pero no menos importante, un buen jefe se ocupara de mantener motivado a su grupo de subordinados y hará lo posible para que la ilusión por cumplir los objetivos de la empresa esté siempre intacta.
Shares

Los comentarios están cerrados.