Cómo hacer pulseras en casa

Son infinitas las cosas que podemos lograr a través del reciclaje: si sabemos cómo hacerlo bien y nos animamos a sacar a relucir la creatividad que tenemos dentro, se pueden hacer desde elementos decorativos hasta incluso bijouterie o accesorios de moda para llevar con orgullo. En el artículo de hoy tenemos una serie de recomendaciones para aquellas personas que desean hacer manualidades con elementos reciclados, en este caso hermosas pulseras que se pueden hacer en familia y que son ideales para los niños. ¡Esperamos que lo disfruten!

Haciendo pulseras en casa

Reciclar es una excelente manera de inculcar conciencia medioambiental en nuestros hijos pero además puede resultar extremadamente divertido y brindarnos la oportunidad de realizar actividades en familia y pasar tiempo de calidad juntos. En este caso se nos ha ocurrido hacer pulseras con elementos reciclados a base de latas de bebidas, esperamos que les guste la idea y se animen a ponerla en práctica.

¿Qué necesito?

Para realizar estas divertidas pulseras y reciclar en familia solo necesitamos tres materiales: latas de refrescos, un buen adhesivo y pulseras a base de metal. Además nos ayudaremos de lápiz, tijeras y cutter para llevar adelante el proceso.

Realizando las pulseras

Las latas de refrescos muchas veces vienen con bonitos diseños que nos encantaría poder plasmar en nuestros accesorios: en este caso haremos de ese anhelo una realidad y comenzaremos tomando como referente el tamaño de la pulsera de metal base que hemos comprado para realizar la manualidad para saber cuánto deberá medir de ancho lo que cortemos en la lata.

Una vez que hayamos obtenido la forma exacta de la pulsera metálica base, llega el momento de ayudarnos con un rotulador y marcar con mucha precisión donde cortaremos sobre la lata en cuestión. Para cortar el trozo que necesitamos nos ayudaremos con un cutter y lo haremos con muchísimo cuidado.

Llegando casi al final del proceso, toca pegar lo que hemos cortado sobre nuestra pulsera de metal base. Lo haremos utilizando un adhesivo industrial de calidad para asegurarnos de que realmente queda firme, no se pueden aplicar colas vinilica o pegamentos comunes en estos casos ya que no es suficiente la fuerza de la adhesión. Y así, en poquísimos pasos y prácticamente en minutos tenemos nuestra pulsera súper moderna hecha totalmente a base de latas de refresco y metal, una alternativa divertida para reciclar cosas que utilizamos comúnmente en casa y evitar tirarlas a la basura.

 

Shares

Los comentarios están cerrados.